viernes, 19 de agosto de 2011

En los tórridos días estivales

La sombrilla no es sino
un colorido sucedáneo de la sombra.

26 comentarios:

  1. Cierto, un sucedáneo que sirve para saber donde dejaste la toalla.

    ResponderEliminar
  2. jaja, yo estoy de ellas hasta las cartolas!!! las playas parecen jardines!
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  3. De cuerdo contigo, en los tórridos días de calor la sombrilla no sirve sino para distraernos con sus alegres coloridos, mientras nos achicharramos a la sombra. No hay como la sombra de los árboles aunque su color sea siempre el verde.
    Me gustan las greguerías y tú le haces muy buena competencia a Don Ramón.
    Muchos besos, MJ

    ResponderEliminar
  4. Eso es, 40º grados a la sombra.

    ResponderEliminar
  5. Quise decir:
    ...tórridos días de verano...
    Más besos, MJ.

    ResponderEliminar
  6. A mi que no me falte... con o sin color... pero ahi la quiero...a mi vera... y yo... bajo ella.

    Besitos soleados guapisima.

    ResponderEliminar
  7. Sucedáneos que llenan nuestras tristes vacaciones, sucedaneos de permisos carcelarios.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  8. Buen sucedáneo, que no falta con la que está cayendo...

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. AY MJ!!! Hoy ni con sombrilla, jeje
    40º a la sombra...

    Besines desde el aire

    ResponderEliminar
  10. lo siento por lsa señora playa que la picoteamos tanto pero yo sin mi sombrilla soy nadie.Estoy mas tiempo a su sombra que al sol. Un bessito

    ResponderEliminar
  11. ¡Jaja! ¡Qué razón tienes, Luisa!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, hay que reconocer que hacen su 'apaño'. A falta de sombra real... ;-)

    Abrazos, Suc.

    ResponderEliminar
  13. Estoy contigo, ATENEA, donde esté la sombra de un buen árbol que se quiten todas las sombrillas de colores.

    ¡Ay si D. Ramón levantara la cabeza!:-)

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Un verano tórrido donde los haya, es cierto.

    Besos, Aina.

    ResponderEliminar
  15. No te preocupes, se te había entendido, ATENEA :-)

    Otro besito.

    ResponderEliminar
  16. Flores de quita y pon.

    Saludos, Montse.

    ResponderEliminar
  17. No, si no te la voy a quitar ¡Dios me libre!
    ¡Ale! Sigue tomando el sol bajo la sombrilla ;-)

    Un besote, Gala.

    ResponderEliminar
  18. ¡Uy, Adivín! Pues sí que te has puesto filosófico ;-)

    Un abrazo, asturianín.

    ResponderEliminar
  19. Mejor la sombrilla que nada, sin duda.

    Besos, Elysa.

    ResponderEliminar
  20. Pues búscate un buen árbol, Rosa.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. Y haces muy bien, MEN. El sol ya no es lo que era.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Qué a veces se vuela - lo sé por experiencia - aunque tan vital en la playa como la crema protectora.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Algo de sombrilla da, sí.

    Un beso, Nico.

    ResponderEliminar