viernes, 16 de septiembre de 2011

Reflexión



Dicen que no soy de fiar porque no les miro a los ojos cuando hablo. Lo sé. Pero me gustaría saber qué harían ellos si al mirarme sólo vieran el reflejo de su propia desnudez.

38 comentarios:

  1. Tiene miga el asunto. Entiendo que la desnudez no es física y que está más relacionada con cómo somos realmente.
    ¿Por qué será que no queremos vernos como somos y menos aún que nos vean? Tu protagonista incluso espera que la comprendan, que todos entiendan sus razones.
    No sé si lo he interpretado bien, si es lo que querías contar pero... lo que yo he entendido me parece sugerente y como para pensar un rato sobre ello.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. MJ, se dice que hay tres YO: El que creemos ser, el que la gente nos ve y el que realmente somos. Mucha gente no mira a los ojos por timidez, pero yo creo que pocas veces unos ojos engañan.
    Abrazos con ojos admirados.

    ResponderEliminar
  3. Dicen que Edipo se cegó porque no soportaba ver su propia culpa en ojos ajenos.

    Nuestro reflejo en las otros nos salva o nos destruye.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Mirarse en otros ojos...Puede que nos guste o puede hundirnos en un pozo sin fondo. Buena reflexión Mj.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  5. Me has puesto los pelos de punta. Poco más que decir...
    Bravo

    ResponderEliminar
  6. Buena reflexión, a mí me ocurre lo cotnrario, al mirar pienso que los traidores de mis ojos van a delatarme.

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuántos mensajes y sobretodo cuántas reflexiones nos has dejado en pocas palabras!
    Soy de las que piensan que la expresión de los ojos nunca engaña.
    Besos!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Muy buena reflexión.
    Se nota cuando es de timidez o de algo sin importancia,pero cuando es mas allá,aun lo intentes no puedes con el tiempo se puede saber...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sí, Luisa, lo has captado perfectamente. Eso es exactamente lo que quise decir en este micro; yo no lo hubiera explicado mejor.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Excelente explicación de la timidez y en tan pocas palabras... felicidades

    ResponderEliminar
  11. Cuando alguien es incapaz de mirarse su propio ombligo no le tiene miedo a nada, anda por la vida con la cabeza alta, pensandose que se comerá el mundo...
    No se paran a ver los defectos propios, pero se atreven los muy osados a ver los de los demás...

    Una reflexión dignisima preciosa... me ha gustado mucho..

    PD;conozco unos cuantos de esos...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  12. Sin duda la timidez es una de las razones por las que no se mira a alguien a la cara, pero a veces, bajo esa timidez subyace todo un complejo entramado de descontentos y rechazos hacia uno mismo que no queremos que los demás descubran.
    Estoy contigo, Nico. Los ojos suelen decir la verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Claro, todo depende de la persona que mira.

    Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
  14. No quería yo llegar a tanto, Berni.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Es que los ojos no engañan, Aina.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Sí, yo también opino lo mismo, ATENEA. De ahí mi reflexión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Trini, no he entendido muy bien lo que has querido decir :-(
    Pero te diré que la timidez, a veces, es fruto de algún complejo de inferioridad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que en una mirada se puede decir todo, a la vez que se pueden encontrar traumas y alegrías. Es una..."evidencia".
    Por supuesto, unida a otro/s sentido/s, terminarán de confirmar o desmentir nuestras sospechas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Gracias, luismi. Viniendo de ti, es todo un halago.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hay personas descaradas y las hay tímidas... Y no podría decir si las primeras son mejores que las segundas o viceversa, atendiendo únicamente a ese dato.
    Mil gracias, Gala.

    Besos mil (en septiembre)

    ResponderEliminar
  21. Muy buena síntexis, Enmascarado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. que bonito.
    si tienes un rato te invito a visitar mi blog.
    un saludo maca
    http://karmucaycuquino.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Miradas que dejan la sensibilidad a flor de piel.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  24. Yo aguanto mejor las miradas fijas a los silencios espectantes.
    Besos, MJ

    ResponderEliminar
  25. Gracias, Karmuca.
    Me pasaré por tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Creo que yo también, Tor :-)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Interesante reflexión, MJ. Aunque en mi caso prefiero mirar directamente a los ojos me parece que me muestran y así sé con quién hablo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  28. Me admira esa capacidad de decir tanto con tan pocas palabras, MJ.

    Tu micro me ha recordado que en las culturas orientales mirar a los ojos es una falta de respeto al projimo, una especie de desafío.

    Después de leerte me pregunto si ellos podrán ver algo que a nosotros se nos escapa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hola,soy la mami de una niña con autismo y me gustaria pedir tu colaboración para difundir la campaña que un grupo de padres y profesionales hemos iniciado contra los mitos del autismo.Solo tienes que escribir una entrada en tu blog copiando la mia que te mando en este enlace,gracias¡

    http://laprincesadelasalasrosas.blogspot.com/2011/09/campana-contra-los-mitos-del-autismo.htm

    ResponderEliminar
  30. Sí, la mirada dice mucho de una persona.

    Un besote, Elysa.

    ResponderEliminar
  31. Las culturas orientales son muy distintas a las nuestras. Lo que allí es una muestra de respeto, aquí es timidez o miedo a mostrarnos tal cual somos.

    Un abrazo, Pedro.

    ResponderEliminar
  32. Con mucho gusto contribuiré a la difusión de esta campaña, Cristina.
    ¡Ánimo!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Hay miradas que no admiten tapujos, ni maquillajes. Esas miradas siempre andan por ahí desnudas, desvergonzadas, francas y... la mar de auténticas.

    Y eso, hoy día, no está bien visto.

    :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Pues a mi me pasa al revés mis ojos son transparentes, los demás saben rápidamente cuando miento…pero no son capaces de leer en los demás…me engañan rápido. Tener el don de ver siempre la desnudez de los demás.. No tiene que ser nada fácil. El alma es muy personal. Un bessito

    ResponderEliminar
  35. Pues a mí me gustan esas miradas francas y auténticas.

    Besos, Ximo.

    ResponderEliminar
  36. Todo es relativo, MEN. Cuando acabas de conocer a una persona no creo que con sólo mirarla a los ojos puedas acceder directamente a su alma, pero sí puedes captar rasgos de su personalidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar