miércoles, 14 de diciembre de 2011

Perra vida


Por fin quietas y calladitas. ¡Uf! lo que me ha costado dormir a estos ‘angelitos’ que hasta hace un momento brincaban como potrillos salvajes… Y yo ya no estoy para estos trotes, lo que necesito es relajarme y vivir tranquila. Porque voy teniendo una edad… ¿Es que no piensan jubilarme nunca? ¡Ale! Y ahora las zapatillas ¿y por qué no va él a buscarlas? Me tienen de ‘chucha’ para todo… Cualquier día de estos bajo la maleta del altillo y me marcho sin decir ni guau.

30 comentarios:

  1. Buen título, lo cierto es que hasta el final no he visto la trampa.
    Me estaba imaginando una señora y me ha dado una penitaaa

    ResponderEliminar
  2. La última palabra te deja petrificado. Felicidades por otro acierto.

    ResponderEliminar
  3. Me cazaste!!! Pensé que la cosa iba de maletas...Jaja, muy bueno MJ.

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Sorpresa hasta el final! Muy bueno, MJ.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Sorprendente el final. A mí me parece que hay un doble sentido, el paralelismo es evidente y creo que muchas amas de casa podrían firmarlo.
    Genial, genial, genial !!!
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Peor sería lo de perra muerte, aquí todavía hay solución.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  7. MJ, me gusta este relato de REC, ¿por qué es así verdad? Muchas mujeres se sienten así por la consideración que les damos, de pensar que son nuestras chachas solo porque es mamá o es mi mujer. Es egoísta sin duda.
    Suerte para siguientes participaciones en REC.
    Un abrazo Artista.

    ResponderEliminar
  8. Bien podría tratarse de una señora, no habría mucha diferencia.
    Gracias, Luisa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ¡Bieeeeeeen! ¡Lo conseguí! :-)

    Abrazos, Patricia.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Luismi.
    Traté de esconder la identidad de la protagonista hasta el final.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pensé que si ponía una ilustración con un perro, la trama se desvelaría antes de tiempo.
    Gracias, Paloma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Exacto, ATENEA, diste en el clavo. Eso es precisamente lo que quería reflejar.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. A veces la vida no es vida o sea como la muerte que es la 'no vida'.

    Un abrazo, Nel.

    ResponderEliminar
  14. Sí, era para REC, pero no lo envié. Se me pasó el plazo sin darme cuenta.
    Gracias y suerte para ti también, Nicolás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Yo no me fié de tu foto y con el "Y ahora las zapatillas" aposté por el perro.

    Ahora bien, no por ello disfrute menos. A mi me ha encantado cómo has delineado el micro y cómo lo has resuelto.

    Un abrazo, MJ

    ResponderEliminar
  16. :-) Chico listo, Pedro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. También pensé en una perra... pero es igual también lo he disfrutado.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Me encantó.
    Disfruté tanto este micro que me engañó hasta el, para mí, inesperado final.
    Un abrazo afectuoso.

    ResponderEliminar
  19. Me pillaste ¿eh, Elysa? :-)

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  20. Pues me alegra mucho que te haya gustado y sorprendido, Juglar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. ¡Jo qué dura la vida de las perras! ¿Es igual de dura la vida de los perros?

    No sé, igual en esto también hay distinciones.

    Un abrazo, buen micro.

    ResponderEliminar
  22. La vida puede ser igualmente dura para los perros, por supuesto que sí.

    Un beso, Gloria.

    ResponderEliminar
  23. ¡Guau guauuu! :-)

    Un abrazo, Juanlu.

    ResponderEliminar
  24. Bueno, hay que tener paciencia MJ, ya llegará el momento en que llegará esa vida soñada y será en el momento perfecto :D

    ResponderEliminar
  25. ¡Jaja! Aunque hable en primera persona, no es mi caso, Gabriel.
    Pero gracias por tus buenos deseos :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. jajajaj muy bueno pobres perros aunque es peor llevar una vida de perros en humanos. Genial

    Besitos y sonrisas perrunas:-)

    ResponderEliminar
  27. Algunos perros viven mejor que las personas.
    Gracias, maja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar