sábado, 16 de febrero de 2013

Gourmet


Las mataba por puro placer. Aquellos frágiles cuellos se rompían en sus manos con una facilidad asombrosa. Pero lo mejor venía después... Introducía el bisturí en el cuerpo inerte de cada una de sus víctimas hasta llegar al corazón.
Luego lo extirpaba y se lo comía. Crudo.

12 comentarios:

  1. Pues peor para él, la carne cruda suele provocar problemas gástricos.
    Menudo gourmet nos dejas, qué sibarita.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un psicópata repugnante.

      Besotes,Paloma.

      Eliminar
  2. Un poco Anibal Lecter, jejeje, aunque él hubiese salteado los corazones con unas chalotas y pimientos.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a Hannibal le gusta la carne cruda.

      Un beso, Rosa.

      Eliminar
  3. Que asqueroso tu gourmet!! ¿no conoce las ventajas de ser vegetariano?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente repugnante, Esperanza. Me temo que a este tipo no le gustan las verduras.

      Un beso.

      Eliminar
  4. ¡Muy bueno, MJ! Me gustan estos personajes oscuros; estas vidas que me llevan a meditar en los límites de la normalidad. Este me recordó a mi protagonista del micro "Apetencia" y me arrancó una sonrisa.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente, como bien sabemos, la realidad suele superar a la ficción.
      Gracias, Pedro.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ha sido inevitable que no me viniera a la cabeza Hannibal Lecter ... repugnante escena !!! Aunque tu protagonista es peor no pierde el tiempo en cocinar !!!
    Muy bueno, MJ !!!
    Un beso !!!

    ResponderEliminar
  6. La última palabra es lo mejor. El barniz final que hace brillar todo el micro. Me ha gustado mucho, MJ.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te guste :-)

      Un abrazo, Miguelángel.

      Eliminar