sábado, 4 de febrero de 2012

El corredor de la muerte

Embutido en este rabioso naranja, el peso de la culpa es más liviano que el lento transcurrir de las horas...
Mañana se acabará mi agonía. Por fin.

Con este micro (algo flojo, lo sé) participé en la 2ª ronda del IV Concurso de microjustas literarias, cuyo tema era San Quintín.
No logré pasar a la siguiente ronda, pues mi 'rival', Rapso, me hizo morder el polvo.

27 comentarios:

  1. No conozco el funcionamiento de las microjustas, MJ; pero creo que para mí sería imposible.

    No conozco el micro que logró batirte y sí, es cierto que nos has regalado micros más completos que este; pero no está nada mal que lo cuelgues y nos dejes sospechar que tú también eres mortal. ;o)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, pues yo creo que es una treta para que pensemos que en realidad es mortal... jajaj

      Eliminar
  2. ¡Jaja! Soy mortal, por supuesto.
    Me gusta tu sinceridad, Pedro. Un detalle que agradezco enormemente.
    En mi defensa, te diré que me pudo la impaciencia al ver que los temas propuestos iban siendo ocupados por los justeros. Y las prisas a mí no me van, te lo aseguro ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. MJ, a mí me gustó. Pero el jurado ya sabes como es. A la próxima y aún queda La Sortija. Así que ha escribir.

    Un abrazo, Artista.

    PD:¿Usted no viene a la quedada de Madrid?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo nada que objetar al veredicto del jurado, el micro de Rapso era mucho mejor que el mío, sin duda.
      En tu caso, la cosa estaba más reñida porque los dos micros eran muy buenos. Esperaremos la próxima convocatoria.

      Sí, yo voy. Allí nos veremos, Sr. Jarque :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muchos hemos caido ya, ha pasado Rocío y estoy esperando que pasa con Mar. Lo cierto es que ajustarte a los temas, en 50 palabras, mientras ves como la gente te ocupa todos los puestos...
    Y después a esperar el veredicto, puf, fatal.
    Un beso y hasta la próxima

    ResponderEliminar
  5. Lo sé, Luisa. Y en tu caso como en el de Nicolás, la cosa estaba muy igualada.
    ¡Jo! No he logrado desenmascarar a Mar. Aún no sé quién es. Ojalá pase a la siguiente ronda igual que Rocío.

    Es cierto que se pasan muchos nervios en las justas, pero merece la pena participar. A mí me ha gustado la experiencia.

    Un beso, Luisa.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, por lo menos compites, es bien difícil, cincuenta palabras y correr para que nadie se adelante, yo lo estoy disfrutando desde la barrera.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. No sé si has participado alguna vez, Elysa, pero te aseguro que es todo un reto.
    Ahora te acompaño para verlo desde la barrera :-)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me gusta mucho. El mío de la segunda ronda es flojo también. La prisa hace que no podamos hacer reposar las ideas ni los textos y el que necesita más tiempo es el que muerde el polvo. Un beso.

      Eliminar
  8. Sin duda, los textos reposados suelen tener más consistencia, pero como bien sabes, en este concurso la velocidad es vital.
    Aún no te he descubierto, Mar, así que no puedo opinar sobre tus micros. Espero que pases de ronda :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Que me parece que ya sé quien eres ;-)
      Tienes un voto en contra, pero aún falta la opinión de los dos jueces restantes. ¡Ánimo!

      Besos.

      Eliminar
  9. Tu micro consigue una gran emotividad en muy pocas palabras. Sigo pensando que es más rico en sensaciones que el mío ;)
    Un abrazo de parte de Rapso, y que sigas dando guerra. En la Sortija o en la V convocatoria!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por algo será que has pasado a la siguiente ronda y yo acabé por el suelo ¿no?
      Por supuesto que no me pienso perder el resto del concurso, desde las gradas o en la Sortija. Y no olvides que seguiré de cerca tus pasos hasta verte subir a lo más alto del podio. En cuyo caso, será un honor para mí haber sido derrotado por el campeón :-)
      No sé cómo has llegado hasta mi blog, Rapso, Don Vito, Marlon o quien quiera que seas en realidad, pero gracias. Eres un caballero. Espero que vuelvas por aquí y esta vez, sin máscara ¿ok?

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Las horas se hacen interminables en situaciones de vital importancia.
    No conozco los otros micros para establecer un juicio comparativo pero a mí me gusta. Creo que en muy pocas palabras transmite bastantes sensaciones.
    Un abrazo, MJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ATENEA. Con eso me basta :-)

      Un beso.

      Eliminar
  11. ¿Así que tu eras la famosa Atila? ¡lo que descubre una! Claro que los demás no sois tan torpes como yo, la quedada microrrelatista me ha dejado al descubierto, ja,ja.ja.

    Al grano: tu micro es bueno, muy bueno, lo que ocurre es que la competencia es feroz. Ya veremos lo que duro yo subida en el caballo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jaja! Sí, la misma que viste y calza.
      No estoy yo muy satisfecha con este micro, ESPERANZA, Pero acepto piropos ¡faltaría más! ;-)

      Te deseo mucha suerte en la 3ª ronda. ¡¡Ánimo, que tú puedes!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Te tocó un tema duro. La pena de muerte es siniestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema general eran cárceles de alta seguridad. Y yo elegí la de San Quintín en California.
      Sí, la pena de muerte es terrible.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Ah, qué terrible tema!!!! Pues yo creo que has salido muy airosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tremendo el tema de la pena de muerte.
      Gracias, Patricia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Cómo airosa!, ¡has salido muy digna MJ!. El tema es dificilisimo, y leeré a Rapso, aunque he de reconocer que desde que me descolgaron ...no he permanecido tan atenta. Además me costaba identificaros y ese era otro problema.

    Besos MJ.

    ResponderEliminar
  15. ¡Ah! ¿Pero tú también participaste? Pues no te reconocí, chica. ¿Cuál era tu flor?
    Gracias, Laura.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Algún día veré de qué va eso de las microjustas. Ambos relatos van de lo mismo, de las consecuencias de los embrujos. ¿Quedan novias así? ¿Como cuanto le pesa al reo?

    ResponderEliminar
  17. ¡Jaja! Alguna queda, Ximens.
    Al reo lo que le pesa es la monotonía de la incertidumbre.
    A ver si te animas a participar en la V Convocatoria de la microjustas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar