lunes, 13 de febrero de 2012

Vacío


Su blusa estampada colgaba de la única percha del armario, lánguida como mi ánimo.
¿La habría olvidado? ¿O la dejó con la aviesa intención de hacer aún más doloroso este tormento?

46 comentarios:

  1. Fácil que simplemente la haya dejado porque la blusa ya no le gusta o está pasada de moda. No creo que haya malas intenciones, no parece que a ella le importe mucho si él está o no animado o solo.
    Les ha olvidado, por razones diferentes y punto.
    (Eso creo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se hable más, lo dijo Luisa... ¡Punto redondo! :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho esta entrada, muy buena :)

    ResponderEliminar
  3. En esa blusa crecen miles de recuerdos. Puede guardarla hasta mejor momento, o quemarla con los recuerdos. Es difícil decirlo.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, eso sólo puede decidirlo él.
      Gracias, Ana.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Por cierto, aunque no tiene mucho que ver, más que la blusa floreada, me recordó a este "intérvalo".
    Otro abrazo
    http://cazadoresdeintervalos.blogspot.com/2012/02/fashion-week-autopsia.html

    ResponderEliminar
  5. Tal vez olvidó la blusa adrede, como excusa para regresar un día y volverlo a ver...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser, claro que sí.

      Un abrazo, Sara.

      Eliminar
  6. Estoy convencida de que la dejó intencionadamente. Su propósito sería utilazarla como excusa para volver o torturarlo con su recuerdo?
    Muy bueno, MJ.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo hace pensar que la dueña de la blusa no es una hermanita de la caridad, precisamente :-)

      Un abrazo, ATENEA.

      Eliminar
  7. Él le dará la intención que él quiera, en ese estado es normal; pero seguramente, ella la ha dejado porque fue un regalo de la madre de él y en el fondo nunca le gustó, y la camisa tampoco. Casi siempre es por eso.

    Un abrazo, MJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! ¡Ay, las suegras! Curiosa tu interpretación, Miguelángel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Nos abres una ventana al qué habrá ocurrido y cada uno de nosotros expresa.
    ¿Sabes que ví yo?. Una casa vacía, desahuciada, con la única prenda que no pertenecía a la dueña.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Pues esa versión no la había contemplado, Laura. Pero es tan válida como cualquiera otra, por supuesto :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. La duda desaparecerá en el momento que deje de pensar en ella. Sin embargo, yo no dejaré de pensar en tu micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Olé! ¡Qué grande eres, Nel! :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Anita, con solo una prenda, protagonista del micro, consigues abrir tantos horizontes. Las despedidas dolorosas crean tantas dudas.

    Me gustó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jaja! Es la 2ª vez que me confundes con Ana, lo que para mí es todo un halago, que conste.

      Un abrazo, Nicolás.

      Eliminar
  11. Mil perdones MJ, me acabo de dar cuenta que este relato no es de Anita, cuando lo he visitado justo después de haber dejado este comentario. Es que antes tenia un diseño como este blog. Qué bochorno, no sé que decir. Perdón nuevamente.

    Me gustó mucho.

    Un abrazo, Artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, nada, chico. No exageres que no hay para tanto. Tranquilo, Nicolás, que ya me vengaré de alguna manera ¡jajaja!

      Otro abrazo.

      Eliminar
  12. Una blusa para retratar con fidelidad el desamor.

    Lo peor es que caerá en la tentación de olerla una y otra vez, sólo para seguir sufriendo.

    Un micro poderoso, MJ.

    Leerte es un gusto que perdura después de haberse despedido.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que los tiros van por ahí, Pedro.
      Gracias mil.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Un relato muy abierto, me gusta, y coincido con Laura al pensar en una casa deshauciada y un policía nacional mirando ese armario, sintiéndose, de repente confuso y, sí: vacío.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que cada lector le da al micro un giro diferente. Y eso me gusta :-)

      Un abrazo, Ximo.

      Eliminar
  14. Si se fue seguramente se lo olvido...O no le gustaba la blusa...

    Me gusta Mj.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También cabe esa posibilidad ¿por qué no?
      Me alegra que te guste, Rosa :-)

      Un beso.

      Eliminar
  15. Yo creo que la dejó para que se torture mirandola ¿no?

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te digo que no, Elysa :-)

      Un besito.

      Eliminar
  16. Opino igual, creo que la ha dejado, pero porque quizá era demasiado dolor para llevar a casa :'(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tan espantosa te parece la blusa? ¡Jeje!

      Un abrazo, Gabriel.

      Eliminar
  17. Si fue ella quien se fue, porque asi lo decidio, no tiene sentido torturarle mas. Pero si se fue "obligada" seguro que tuvo un lapsus mental con una sonrisa cuando dejo esa prenda en el armario. Depende... todo depende. Yo creo que ya no la valia y como la gusto mucho en su dia la daba pena tirarla y la dejo para que lo hiciera el.Todo es posible... Un bessito.
    Men

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf! ¡Cuántas posibilidades! Mejor, para que cada uno elija la que más le guste :)

      Un beso, MEN

      Eliminar
  18. Pues por si acaso que la mande a la "hoguera". A la blusa claro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jeje! Sí, yo creo que ésa va a ser la mejor solución :-)

      Un beso, Toñe.

      Eliminar
  19. La dejó en el armario a propósito, te lo digo yo. Precioso micro de San Valentín. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. ¡Jaja! Yo también lo creo, Mar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Una mujer, que decide irse, se lleva todas sus pertenencias. Si dejó la busa, estoy con Miguelangel,o se la regaló la suegra, o ya no le servia.

    ResponderEliminar
  22. Eso va a ser. Seguro ;-)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Fíjate que me inclino por tu segunda suposición... me da a mí que lo hizo a posta.

    Buen micro, un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Este micro tiene cientos de lecturas, el lector puede elegir la que más le guste. Aunque para mi destila fragancia a desamor.

    Hasta el Sábado,

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, ESPERANZA.
      Me encantó conocerte :-)

      Un abrazote.

      Eliminar
  25. Anunciadora de próximas primaveras veo yo a esa blusa y a ese olvido para que no olviden. Abrazos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre vendrán nuevas primaveras para alegrar los corazones :-)

      Un abrazo, Isabel.

      Eliminar