viernes, 25 de mayo de 2012

La decadencia de don Juan


La larga lista de nombres de mujer, encabezada por Inés, reposa dentro del cajón de la mesilla de noche. Fiel reflejo de su inactividad amorosa, permanece invariable desde que Soledad llegó a su vida para ser su única y leal compañera.

36 comentarios:

  1. MJ, buen juego de palabras para mostrar a un Don Juan de capa caída. Es que la Soledad es mucha mujer y acaparadora.

    Me gustó.

    Un abrazo, Artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es nadie la "Sole" ;-)

      Un abrazo, Nicolás.

      Eliminar
  2. Todo lo que sube, baja y la soledad está a la vuelta de la esquina...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pasa por ir de flor en flor.

      Un beso, Rosa.

      Eliminar
  3. Triste final el de este Don Juan. Desgraciadamente, Soledad no acostumbra a tener a Paz como amiga.

    P.D: Nuestros caminos se vuelven a cruzar una vez más. Mucha suerte! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Soledad y Paz no son amigas.

      Jajaja, tarde o temprano nuestro encuentro era inevitable, Rap...Raúl. Suerte y que gane el mejor (según los jueces :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. "La inactividad amorosa permanente invariable" inamovible, inalterable, fija, perenne... cansa a cualquiera. No me extraña que se haya quedado seco y negro de tanta Soledad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho me temo que él mismo se lo ha buscado.
      Gracias por venir y comentar, Petra.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Doña Soledad es así de posesiva con la gente a la que le toma cariño...

    A ver si Don Juan se rebela y vuelve a sus andanzas, quizá encuentre alguna ventana entreabierta en la residencia de ancianas de al lado :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, Ximo, se le ve muy alicaído; no sé si tendrá fuerzas para reaccionar.

      Un abrazote :-)

      Eliminar
  6. Uy, y he visto muchos casos así, a veces el amor puede ser tan duro que no todos tienen la valentía para volver a enfrentarlo luego de una experiencia no muy grata :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de haber tenido tanta y tan variada compañía, debe de ser muy dura la soledad.

      Un abrazo, Gabriel.

      Eliminar
  7. ¡La Sole tiene un peligro! ¡más que Don Juan!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cada uno tiene lo suyo :-)

      Un besico, Esperanza.

      Eliminar
  8. ¡Se ha comido mi comentario! sniff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo lo estoy viendo perfectamente, chica.

      Eliminar
  9. ¡Que pasa hoy! Ya me ha ocurrido en más blogs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y este también lo estoy leyendo. Sería un problema momentáneo, supongo.

      Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  10. Todos los "donjuanes" de la vida tienen su punto débil. Soledad parece que ha dado con él. No me extraña que esté en decadencia. Don Juan y la soledad nunca se llevaron bien.
    Besos, MJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, ATENEA. Don Juan y doña Soledad son incompatibles.

      Un besote.

      Eliminar
  11. Me ha encantado ese juego con el nombre propio de Soledad y su significado. A cada don Juan, le llega su San Martín, ja, ja, siguiendo con el juego. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro, no se van a ir de rositas ¿verdad? ;-)

      Un beso, Mar.

      Eliminar
  12. Muy bueno y el título redondo.
    saludillos

    ResponderEliminar
  13. A cada Don Juan, le llega su Soledad ¿no? Muy buen juego con los nombres MJ.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que siembra vientos, recoge tempestades.

      Un besito, Elysa.

      Eliminar
  14. Pues mira MJ me gusta mucho esa imagen, además creo que suele pasar, que de tanto ir de flor en flor, llega un momento en que los encantos que encandilaban desaparecen y entonces ¿qué queda? sólo un cascarón vacío que no supo dar ni recibir nada, tan sólo una amiga puede permanecer al lado de alguien así, y es Soledad, la única que se adapta a todo y todos.

    Un abrazo desde mi mar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Yashira.

      Un besazo.

      Eliminar
  15. Soledad llega a la puerta de Don Juan, y nos lo deja hecho un asquito, ...por cierto ¿dónde has conseguido esa imágen? ¡me gusta un montón!, igual que tu micro, el cual me parece perfecto para regalar a unos cuantos que se creen en posesión de la belleza, la palabrería y sus dotes enamoradizas .... ;)

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la imagen está tomada de Google (un día de estos me llevo un disgusto). Me pareció muy adecuada para el texto.
      Jeje, buena idea la del regalo, Laura.

      Un beso.

      Eliminar
  16. Es lo que tienen los guapos, que cuando se les empaña la luz, si no han invertido nada, se quedan más solos que la Cervera (esto es un frivolidad, lo sé).
    Un abrazo, MJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más solos que la una, sí.

      Un abrazo, Miguelángel.

      Eliminar
  17. He leído el micro que has publicado en El Microrrelatista, que me ha parecido genial. Ahora leo este y me vuelvo a maravillar.
    Felicidades, Mariajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad el que he publicado en el Microrrelatista es una variación de este.
      Gracias, Tor. Me alegra verte por aquí :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Leí este y luego el que publicaste en El Microrrelatista. Me gustan los dos. En el segundo destilas la esencia y no pierde ni un ápice. Geniales, MJ.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trasfondo es el mismo, sí.

      Un beso, Sara.

      Eliminar