jueves, 31 de mayo de 2012

Maleficae

Un escalofrío estremeció a la muchedumbre arremolinada en torno a la hoguera... 
Los alaridos de aquella bruja, al ser alcanzada por las llamas, no eran humanos. Provenían del mismísimo infierno.


Con este micro pasé a la 3ª ronda de la V edición de las Microjustas Literarias. El tema: Brujería.

26 comentarios:

  1. Enhorabuena, MJ !!! El relato es buenísimo, breve pero muy conciso. Las palabras justas para transmitir un gran mensaje.
    Besosssssss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me salió pensando en el tema de la brujería.
      Gracias, ATENEA.

      Un besazo.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por esa 3ª ronda. El micro me gusta, la imagen que transmite es inquietante.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. MJ, ¡Cuántas brujas quemó la inquisición! Muchas sin razón y otras tantas, siguieron en libertad hasta nuestros días.

    ¡Excelente micro que tuvo su premio!

    Un abrazo, Artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con él obtuve el pase a la siguiente ronda. Una gran alegría.
      Gracias por tus ánimos, siempre, Nicolás.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. O sea, que esta vez ¿sí acertaron con la bruja?
    Es lo que tiene tanta hoguera, que en la Edad Media entre apestados y quemados, casi se queda sin gente...

    Enhorabuena, MJ.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta era una bruja mala, sí ;-)
      Gracias, Petra.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Qué bueno, MJ. Una expresión literal.
    Yo tengo una amiga bruja que siempre está hablando de lo bien que se lo pasan en el infierno. A ver si este verano puedo ir...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...al infierno? ¡Uf! ¡qué calor y qué valor! ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Ja,ja ...qué bueno esto de quemar brujas "reales". Conozco alguna que otra, pero nunca la quemaría. Más bien son "brujillas" y de infiernos no conocen nada.

    Besos MJ, me gusta tu Maleficae.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las brujillas no son maléficas, así que nada de hogueras :-)
      Gracias, Laura.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Buen texto para esas temibles Microjustas. Veo que en esta edición llevas un buen caballo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jeje! Sí, esta vez mi caballo ha aguantado en pie hasta la 4ª ronda, como un jabato.

      Un beso, Mar.

      Eliminar
  8. Alucino con los justeros, cuanto en palabras tan justas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que condensar al máximo, ya sabes :-)

      Un besazo, Luisa.

      Eliminar
  9. Uy qué tétrico, aunque no es de extrañar que ante semejante castigo la pobre emita semejantes alaridos :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una bruja mala, Gabriel :-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Si el mismísimo infierno rugió el dolor de aquella bruja, significa que en esa ocasión el inquisidor atinó con su entonces máxima sentencia.
    Que bueno que ya quedaron atrás las épocas de las hogueras y los tormentos. Si acaso la justicia divina existiera como tal, en el averno han de habitar más inquisidores y verdugos que hechiceros, por todos los abusos y tormentos que en miles infringieron.
    Punto aparte. Tus letras me hechizan, tus narrativas me embrujan, en resumen me tienes encantado… ¿serás acaso una brujita?... de las buenas por su puesto.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella era una bruja maléfica, pero los inquisidores y los verdugos lo eran aún más.

      No te quepa duda, Juan Carlos, de que bruja o no, soy buena persona ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Te felicito por tu participación en estas justas y por este relato con el que me descabalgaste ¡buaaaaa, buaaaaaa!.

    Que sepas que no te guardo rencor :D

    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Haaaaala! Así que tú eras Xana...
      ¡Joooooo! Siento haber sido yo la que te descabalgara, Esperanza.

      ¡¡Uff!! Menos mal que no eres rencorosa.
      En las próximas nos vemos ¿sí? :-)

      Un besazo.

      Eliminar
  12. Claro que sí, y entonces me tocará a mí descabalgarte a tí, recuerdalo, ja,ja,ja.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja!! Lo recordaré, guapa.

      Un beso.

      Eliminar
  13. Es que los nanomicros consiguen, como es en este caso, un mundo en la cabeza del que los lee.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que así sea, Tor.

      Un beso.

      Eliminar